domingo, 6 de febrero de 2000

Limpia, fija y da esplendor


Acabo de recibir un e-mail de Pepe Perona, el maestro de Gramática, reproduciendo otro que le ha enviado no se sabe quién. Desconocemos el nombre del autor original; así que, en esta versión postmoderna del manuscrito encontrado, me limito a seguir el juego iniciado por mano genial y anónima. El maravilloso texto se refiere a una supuesta reforma ortográfica que va a aplicar la real Academia, a fin de hacer más asequible el español como lengua universal de los hispanohablantes y de las soberanías soberanistas. Y lo reproduzco con escasas modificaciones.

Según el plan de los señores académicos —expertos en lanzada a moro muerto— la reforma se llevará a cabo empezando por la supresión de las diferencias entre c, q y k. Komo komienzo todo sonido parecido al de la k será asumido por esta letra. En adelante se eskribirá kasa, keso, Kijote. También se simplifikará el sonido de la c y la z para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamerikanos: "El sapato ke kalsa Sesilia es asul". Y desapareserá la doble c, reemplazándola la x: "Mi koche tuvo un axidente". Grasias a esta modifikasión los españoles no tendrán ventajas ortográfikas frente a los hermanos hispanoparlantes por su estraña pronunsiasión de siertas letras.

Se funde la b kon la v, ya ke no existe diferensia entre el sonido de la b larga y la v chikita. Por lo kual desapareserá la v y beremos kómo obbiamente basta con la b para ke bibamos felises y kontentos. Lo mismo pasará kon la elle y la ye. Todo se eskribirá kon y: "Yébame de biaje a Sebiya, donde la yubia es una marabiya". Esta integrasión probocará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.

La hache, kuya presensia es fantasma en nuestra lengua, kedará suprimida por kompleto: así, ablaremos de abichuelas o alkool. Se akabarán esas komplikadas y umiyantes distinsiones entre echo y hecho, y no tendremos ke rompernos la kabesa pensando kómo se eskribe sanaoria. Así ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

Para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá kon doble r: "El rrufián de Rroberto me rregaló una rradio". Asimismo, para ebitar otros problemas ortográfikos se fusionan la g y la j, para que así jitano se escriba como jirafa y jeranio como jefe. Ahora todo ba con jota de cojer. Por ejemplo: "El jeneral corrijió los correajes". No ay duda de ke estas sensiyas modifikaciones arán ke ablemos y eskribamos todos kon jenial rregularidad y más rrápido ritmo.

Orrible kalamidad del kasteyano, jeneralmente, son las tildes o asentos. Esta sankadiya kotidiana desaparese con la rreforma; aremos komo el ingles ke a triunfado unibersalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas en el akto, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan a ke se rrefiere kada bokablo: "Obserba komo komo la paeya".

Las konsonantes st, ps, bs o pt juntas kedaran komo simples t o s, kon el fin de aprosimarnos a la pronunsiasion de ispanoamerikanos y para mejorar ete etado konfuso de la lengua. Tambien seran proibidas siertas asurdas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano: "¿Ke ora da tu rrelo?", "As un ueco en la pare", y "Erneto jetiona lo ahorro de Aguti". Por supueto, entre ellas se suprimiran las eses de los plurales: "La mujere y lo ombre tienen la mima atitude y fakultade inteletuale". Yegamo trite e inebitablemente a la eliminasion de la d del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo, impueta por el uso: "E bebio te erbio y con eso me abio". Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, kedando surpimia esa de interbokalika ke la jente no pronunsia.

Adema, y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa que Birjilio, Tasito y lo otro autore latino rrechasaban, kateyano karesera de artikulo. Sera poco enrredao en prinsipio, y abalaremo komo fubolita yugolabo en ikatola, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma rresulta ma fasile. Profesore terminaran benerando akademiko de la lengua epañola ke an desidio aser rreforma klabe para ke nasione ispanoablante gosemo berdaderamente del idioma de Servante y Kebedo.

Eso si: nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra eñe. Ata ai podiamo yega. Eñe rrepresenta balore ma elebado de tradision ipanika y primero kaeremo mueto ante ke asetar bejasione a simbolo ke a sio y e korason bibifikante de lengua epañola unibersa.

6 de febrero de 2000

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Arturo, zoy aziduo lektorr de tus majnifikos harrtikulos del vlog zpot pero ezte es jenial zi zeñorr un plaser leerrte qada dia.
Zaludos y Grraciaz

Abelardo Martínez dijo...

Parecen tontos ilustrados, que es la peor forma de parecer y ser idiota; vanidosos, estirados, meapilas, mierdaymenos(Insulto de mi tierra jienense), esportillados, asauras, chaqueteros...salvo mierdaymenos, los demás adjetivos calificativos creo que están en el diccionario de la Real Academia Española, por lo tanto no debe considerarse insulto. Creo que estas gilipolleces de las que habla el colega escritor, son acciones encaminadas a hacerse notar, a parecer que se ganan el sueldo y que manejan el timón de la letra y la literatura.
Libros, columnas, reconocimientos, cuentas abultadas, soberbias a prueba de terremotos y mucha... mucha mezquindad. Escritor, sí, pero independiente, pobre pero honrado, sobre todo, conmigo mismo, que es la mejor forma de honradez.

Anónimo dijo...

"E bebio te erbio y con eso me abio" como se traduce en español????

KIKE dijo...

Yo lo traduciría: "he bebido té hervido y con eso me avío"

KIKE dijo...

Sr. Abelardo, ¿desde cuándo una palabra pierde su carácter de insulto por estar incluida en el diccionario? Es más, un insulto con vitola debería estar en él. Me gustará, por cierto, que incluyan "mierdaymenos" en el DRAE.

Anónimo dijo...

El texto es una caricatura, pero la reforma ortográfica no es cuestión baladí. Juan Ramón Jiménez, poco sospechoso de no apreciar nuestro idioma, estuvo en un tris de acabar con la "g" con el sonido [j]. En los extremos no se suele hallar la virtud.

Marián Sáenz-Diez dijo...

Hola Arturo.
Me acaban de pasar una presentación de PowerPoint con la adaptación de este texto. ¡Qué risas!
Me gustó tanto, que la he adaptado para tenerla en vídeo. Puede verse aquí:
https://www.youtube.com/watch?v=etukiwJSvQc&spfreload=10
Luego me han comentado que era un resumen de este artículo. Muy bueno...
¿De verdad que no sabes quién es su autor o es tuyo"? ;-)
Estaría bien saberlo...
Un saludo.
Marián

Alexándra García dijo...

jaaaaaaaaaaaaaaajajajajajajaajaaaa
Buen texto (Y)

Uber Regé dijo...

El texto, llamado "urgente propuesta de reforma ortográfica", pertenece al escritor y periodista colombiano Daniel Samper. Lamentablemente, este texto tan conocido por lo general se cita sin incluir el nombre de su autor.