lunes, 23 de septiembre de 2002

Resentido, naturalmente


Hay tres asuntos que, cada vez que se plantean en esta página, suscitan una airadísima reacción. Uno es más ambiguo: el gremial del lector que se siente aludido en el todo por la parte. Cuentas, verbigracia, que el camarero de un bar era un guarro, y veinte camareros protestarán porque llamaste guarro a un honrado colectivo de tropecientos mil trabajadores. Por no hablar de las oenegés. O los pescadores. O el personal de vuelo de las compañías aéreas. Y es que eso es muy nuestro: que un fulano te dé palmaditas en la espalda y diga te sigo mucho, colega, hasta que a él también le tocas los cojones. Entonces dice qué desilusión, y que ya no va a leer un artículo ni un libro tuyo en su vida. Y tú concluyes: pues bueno. Mala suerte. Si de ese tipo de cosas depende que éste me lea o no, por mí puede leer a Paulo Coelho, para no salir de de El Semanal. Que muestra el camino y no se mete con nadie. Pero a lo que iba. El otro asunto es el de los nacionalismos periféricos. Y qué curioso. Si digo que España es una tierra de caínes y una puñetera mierda, nadie rechista. Tal vez porque las bestias ultrapatrióticas leen otro periódico, o porque los lectores -llevo diez años aquí- saben a qué me refiero exactamente, y a qué no. Pero basta tocar, aunque sea de refilón, algún aspecto del otro patrioterismo, provinciano y egoísta, que en España ha contaminado tradiciones, historias y culturas muy respetables, para que airados cantamañanas salten acusándote de nostálgico del Imperio y del Santo Oficio. Como si hubiera algo más negro y reaccionario que un cacique que medra a base de manipular a los lameculos y a los paletos de su pueblo. E incluso, a veces, mis primos se descomponen no porque te chotees de algo, sino porque mencionas cosas que ellos identifican con centralismo activo: un autor clásico, un momento de la Historia, la certeza de lo que hay de común en esta compleja encrucijada de razas y culturas que ya los romanos llamaban España. Por no hablar de lenguas. Puedes elogiar el catalán, el euskera, el gallego, el bable, la fabla aragonesa y hasta la de Barbate, enumerando las obras maestras que todas ellas han aportado a la literatura universal, y no pasa nada. Pero si hablas de la necesidad del latín te llaman reaccionario, y si dices que el castellano es una lengua bellísima y magnífica, no te libras de diez o doce cartas llamándote fascista. En fin.

Hablando de latines, el tercer asunto es la Iglesia Católica. Todavía arde el buzón, tras mi comentario del otro día sobre la parafernalia vaticana, con cartas de lectores indignados. Contumaces todos, curiosamente, en no darse por enterados de la distinción que he hecho siempre entre la Iglesia que me parece dignísima, necesaria y respetable -la fiel infantería- de una parte; la Iglesia histórica que es preciso conservar y estudiar como pieza clave de la cultura occidental, de la otra; y la Iglesia reaccionaria y autista instalada en el Vaticano y en las salas de estado mayor donde se mueven los generales: graduación ésta, lleven uniforme, sotana o corbata parlamentaria rosa fosforito, que, salvo contadas excepciones, siempre desprecié profundamente. Porque no sé ustedes; pero yo he visto enterrar a mucha gente a la que entre obispos, políticos y generales llevaron de cabeza a los cementerios. Leo libros. Miro alrededor. Conozco el daño terrible, histórico, que discursos como los que aún colean en boca de santos padres y santos obispos hicieron, directa o indirectamente, a este desgraciado mundo en el que vivo. Daños que no se borran pidiendo disculpas cada tres o cuatro siglos. Alguien, en una de las cartas del otro día, me calificaba de resentido. Y acertaba de pleno: resentido e incapaz de perdonar -porque a veces el perdón conduce a la resignación y al olvido-, que esta España a menudo analfabeta, violenta, cobarde y miserable hasta la náusea, no sería hoy el lamentable espectáculo que es, problema vasco y terrorismo incluidos, de no haber estado siempre la Iglesia Católica en el confesionario de estúpidos reyes o sentada a la mesa de tantos canallas. Manteniendo a un país entero en la superstición, el fanatismo y la ignorancia. Sometiéndolo en la apatía y el miedo. Vinculando el Padrenuestro al vivan las caenas. Esto ya no es una opinión personal. Está en los libros de Historia, al alcance de quien tenga ojos en la puta cara. Así que en vez de tanta carta y tanto soponcio y tanta milonga, vayan a una biblioteca y lean, que allí viene todo. Y si además tienen tiempo, y les apetece, hojeen seiscientas páginas que escribí hace ocho años sobre el asunto. Lo mismo hasta les interesan, fíjense. Hablan de obispos, curas y monjas. De dignidad y de fé. De la vieja y parcheada piel del tambor sobre la que todavía, pese a todo, resuena la gloria de Dios. Échenle un vistazo, si quieren, y déjenme de cartas y de sandeces beatas. Tengo canas en la barba, mucha mili en la mochila, algunas cuentas que ajustar antes de palmarla, y poco tiempo para perderlo en chorradas.

22 de septiembre de 2002

41 comentarios:

PGGancedo dijo...

Suscribo sus palabras. Otra vez, como en Twitter, comento que es usted un buen ejemplo de sentido común personificado (para mi gusto, claro). Piense que Quevedo también les caía mal o bien a según quienes, según escribiera esto o aquello, y no por eso él se amedrentó ni dejó de publicar versos...

Ricardo Chao Prieto dijo...

¿A qué libro de 600 páginas hace referencia exactamente? Gracias.

Anónimo dijo...

Disculpe si le molesto ya que parece estar tan ocupado, leyendo su artículo estaba de acuerdo con lo que decia pero al llegar al punto sobre la Iglesia Católica, lo siento pero no puedo evitar dejarle un comentario...
Si es cierto que a lo largo de la historia la Iglesia se ha equivocado, pero esta formada por personas, yo soy Iglesia y me equivoco, puede que incluso al escribir esto, bueno unicamente aconsejarle que no se quede en las personas si no que intente vislumbrar lo que hay detras, esa persona que sostiene su Iglesia que ha enamorado a la humanidad, Enamorado de la humanidad.

yoly dijo...

Amen!!

Agustín Losada dijo...

Definitivamente, ha perdido usted un lector para siempre. Jamás imaginé que se pudiera ser más intransigente. Podría comprender que usted discrepara. No que quiera callarle la boca al obispo.

Anónimo dijo...

A "La piel del tambor"

Anónimo dijo...

La Piel del Tambor, por supuesto

Krol dijo...

La piel del tambor ;)

Nando dijo...

Tú. Deja de escribir con ese virtusismo, que haces a veces, que me importe un sarao lo que tengas que decir y llego a ti por inercia, por ese "Scrabble" de palabras que te montas al antojo y con sentido para repartir panes aquí y allá. Luego no me quito esa sensación de pensar de ese cabrón lo bien que escribe aunque hayas dicho algo (pocas, son pocas) que me den ganas de darte un vaso de arena para que hagas gárgaras con lo que piensas.

Eres demasiado bueno.

Unknown dijo...

Es la critica mas facil jamas realizada , todos saben que la iglesia echa pestes y que han manipulado a la sociedad a su beneficio , pero tambien hay que decir que el ser humano necesita creer en un dios ( lo haya o no ) y no sabemos si nos hubiera ido peor sin iglesia , pues tambien cosas buenas tiene sobre todo sus fieles seguidores

Anónimo dijo...

A " La Piel del Tambor "

Marta dijo...

Pues Ud. habrá escrito sobre la Iglesia, pero no sabe lo que es, ni quién es Cristo, ni el daño que hace al alma buscar el amor y la felcididad donde al final encuentra dolor, sufrimiento, hedonismo y vacío. Diferenciar entre una Iglesia y otra es de ignorantes, pues es la misma. Otra cosa es que a Ud. una parte de la Iglesia le caiga bien, porque hasta hace poco estaba muda, ciega y sorda, y la q ha hablado siempre, acertadamente o no, es la que no le cae nada bien.

Identificar al Obispo de Alcalá de Henares con una parte de Iglesia que no le cae bien es de ignorantes. Pues eso que ha dicho Reig no es otra cosa que anunciar el Evangelio, hecho carne en este momento actual de la Historia.

A ver cuando se entera Ud. de q Cristo aborrece el pecado pero ama y perdona al pecador. Jesús no tenía pelos en la lengua a la hora de hablar del pecado, pero amaba a todos. Amar de forma cristiana no significa "dar una palmadita a alguien cuando sabes que está destruyéndose por dentro, aunque esa persona no lo vea", significa anunciar a Cristo, el Amor, pero también la Verdad.

La Iglesia es el Cuerpo de Cristo, que vive en la Historia, que anuncia el evangelio, que no es otra cosa que el Amor hecho Vida (Cristo) y Su Palabra. Pero a veces la Verdad sobre la propia vida duele, y si no se tiene humildad para reconocer los propios errores, pues salen sapos y culebras de la boca (o en su caso de los dedos.

Decir a los homosexuales y advertir que frecuentar bares gays no es bueno para su vida, que ahí encuentran el infierno y no la felicidad que están buscando, no es ni quemar herejes ni barbaridades que Ud. ha soltado por esas teclas..

Pero como Ud. además de no conocer ni entender a Cristo, la Iglesia y la fe cristiana, también sigue anclado en esa idea del "cada uno q haga lo q quiera, a mí no me digan lo q es bueno para mí, que no se metan en mi vida, que jode mucho, oiga Ud.", pues así le va. Pidiendo eso al obispo y predicando Ud. todo lo contrario, pidiendo su encarcelación... Muy coherente, sí...

Por otra parte, conozco homosexuales, que están dentro de la Iglesia Católica, practicantes, que han entendido perfectamente lo que Reig quería decir, y saben que tiene razón, porque saben de esos temas, lo han vivido, y ahora que se han encontrado con Cristo, entienden la verdad de lo que significa "encontrar el infierno en un bar de gays", porque han descubierto que la verdadera felicidad está en Dios, en vivir con Él, por Él y en Él, en vivir el Evangelio, aunque cueste a veces, porque han descubierto el Bien para su vida, para su corazón y su alma, y han visto que no está en los placeres mundanos, aunque se intente disfrazar de amor.

Ud. demuestra mucha ignorancia sobre dicho tema. Entre en una Iglesia, hable con gays católicos practicantes, y más tarde entenderá, porque lo que es ahora, no entiende nada de nada....

Antonio M.M. dijo...

Después de seguirle y aplaudirle libros, artículos y comentarios, me ha decepcionado que pretenda Ud., Sr. Perez Reverte, callar a quién tiene perfecto derecho a hablar, sea desde un púlpito o desde un banco del parque, porque habla desde sus convicciones, que son legales, morales y, para muchos, elogiables.
Con todos los defectos de muchos de sus representantes, la Iglesia en su conjunto lleva haciendo más por la humanidad, que ninguna otra institución.
¡Habría que ver cómo nos hubiera ido con otros "pastores" más "democráticos" guiando los pasos de la mucha buena gente que colabora con Ella.

José Ramón dijo...

Completamente de acuerdo con Pérez-Reverte en estos asuntos, da gusto leerle

Anónimo dijo...

Buenas tardes:
No puedo ver el video aludido
¿Alguien tiene un informe sobre lo que ha hecho exactamente la iglesia por la humanidad?, ¿pueden argumentarlo con datos? Hablo de la Iglesia como institución, no del Amor, que oyendo a algunos parece que no existiera hasta hace dos mil años. Seguro que hay hospitales, alfabetización, fundación de universidades... Y eso se puede contrastar con las atrocidades, las guerras, las persecuciones, etc. Luego sigan con otras religiones de la dominación mundana, las otras que también dicen que han descubierto el Amor.

Lafilanueve dijo...

Me parece que hay gente que sigue sin entenderte y por supuesto sin leer, o si leen, no comprenden lo que leen y claro mandar leer a gente que no sabe hacerlo es una lucha perdida. Dentro de la iglesia pasa como en botica, hay de todo, seguro que más gente honrada y buena, pero los que los representan, la mayoría de las veces, le hacen un flaco favor a la fé, al estado, a las conciencias y a la propia iglesia, careciendo de credibilidad (para muestra el último viaje del papa a cuba). Todo en esta vida se actualiza, nosotros mismos todos los días, menos la iglesia sigue anclada unos cuantos siglos atrás. Para mantener un club hay que tener socios y este club se está quedando sin ellos. Saludos

Mari Pickford dijo...

Con la Iglesia hemos topado... y lo que nos queda por aguantar.

M.Lou dijo...

Reverte, dejas ver en lo que escribes, que solo quieres ver aquellas opiniones que te alaguen, denota tu inmadurez al mostrarte tan reacio a las opiniones que están en tu contra " no tienes tiempo para leer tonterías" pero "que se callen la PUTA boca" pues yo no tengo tiempo para leer las putas tonterías que tu dice y encima aguantar que te alaguen.. que equivocado estás Reverte, como siempre..

Por otra parte, en que criterio cabe que alagues a na parte de la iglesia y a otra no , es lo mismo que tener derechos pero negarse a tener deberes, la base fundamental de la iglesia es respetarla ay no cometer pecados, como pretendes cambiar que la iglesia no manifieste su opinión y visión de los pecados de hoy en día, parece que te molesta, y mucho quizás por que ataca a tu persona, quien sabe, si te das por aludido

dmr dijo...

Discrepo el ser humano sólo necesita creer en si mismo debería ver zertegeist si es que no se pone a rabiar en los primeros 40 minutos

dmr dijo...

efecto cultural la muestra es usted si hubiera nacido en la India me contaría otra historiavelada ser humano es víctima de su contexto. Usted es la muestra perfecta, investigue sobre horus y la religión egipcia y luego hablamos a lo mejor le sorprende mucho el resultado

dmr dijo...

Zertergeist creo que se llama la película, todos los ferreos defensores de la iglesia católica mirenla y después hablamos.

jgdecar dijo...

No voy a dejar de leerle por su opinión sobre la Jerarquía Católica,tampoco voy a vituperarle a pesar de haberme tildado de ignorante,y otras cuantas golosinas por intentar seguir como fiel cristiano las directrices de mi Iglesia.No entro a valorar errores pasados de los que por cierto ya se ha pedido disculpas.En definitiva, Ud. seguirá escribiendo de lo que quiera, en su derecho está y yo disfrutando de su lectura. Salvo en algún caso como es éste,en el que discrepo profundamente. Honestamente pienso que tengo un criterio bien formado.

Anónimo dijo...

Para el que dijo que a perdido un lector no se preocupe que conmigo a ganado uno.
Un saludo desde Cartagena.

cesardeferez dijo...

Pues veo que todavía hay quien no ha entendido el articulo ni el estilo de don Arturo. Hay un comentario, escrito por anónimo, (conocidísimo autor de, entre otras grandes obras de la literatura universal, el cantar de mío Cid)que pretende convertirnos a su religión, olvidando, si es que lo supo alguna vez, que cada vez que la iglesia ha podido ha restringido la libertas del pueblo. Todavía se nota, en algunas declaraciones de sus prebostes, que si pudieran nos quemarían por opinar diferente de la doctrina oficial.
Un poco más abajo, don Agustín Losada cae en lo que don Arturo señala en el articulo.He leído todo lo suyo pero no volveré a leerlo porque no quiero conocer opiniones diferentes de la mía. Estoy seguro de que ese es el mejor camino para aprender.
A marta le diría que la envidio. Ojalá pudiera creer que existe un Dios de amor y fraternidad. No existe ningún dios, pero si existiese sería más como el del antiguo testamento, el que exigía sacrificios humanos. Y por supuesto que nadie medianamente inteligente permite que otra persona le diga como ha de vivir, aunque diga hablar en nombre de los dioses. Yo también admiro a los religiosos que arriesgan su vida, la única que tenemos para luchar contra la injusticia y la opresión. Y también desprecio a los sinvergüenzas que intentan (y ya veo que a veces consiguen) mantener su posición de privilegio manipulando a los ignorantes que, cegados por el fanatismo,creen ver a dios detrás de las palabras de los altos cargos cuya vida no es un ejemplo de cristianismo. No he encontrado a dios pero he encontrado información que dice que los padres de la iglesia tergiversaron el mensaje de cristo convirtiendo la religión de paz y amor que el predicó en la adoración de su persona en que la convirtieron sus seguidores (300 años después) que establecieron el modelo de iglesia-negocio- centro de poder terrenal que conocemos.
A tanto llega la contumacia de los fanáticos que no solo defienden la existencia de un dios sino que apoyan a la mafia que en su nombre lleva milenios esquilmándolos y sumidos en la mas negra ignorancia.

Adán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cordelia dijo...

Lamentándolo mucho, no se puede separar la Iglesia del Vaticano. Los que creemos en esto, creemos que el Papa es elegido por mediación del Espíritu Santo, es decir, por Dios. Y que cuando el Papa habla ex cathedra, lo hace inspirado directamente por Dios. Así que usted puede hablar de la Iglesia e intentar distraer la atención diciendo que la Iglesia no es el Papa. También puede decir que la tierra es plana. Es igual de cierto. Lo que pasa es que escribe como los ángeles y maneja las palabras divinamente. Pero hay gente que sabe leer, distinguir lo que quiere decir, aunque esté envuelto de maravilla, y pensar de forma independiente.
De todas formas, no entiendo qué le importa lo que diga un obispo. A mí me trae al fresco lo que diga el Imán de Calahorra, que no sé si existe ni me importa lo más mínimo. Para mi vida no tiene ninguna trascendencia.

Antonio dijo...

No me lo puedo creer, Sr Anonimo, ¿Eso es la Iglesia? Tiene que estudiar más.

Antonio dijo...

Ese Obispo es una mala persona y si hay infierno(que no lo hay), va de cabeza. En mi religión,(la mia personal), el Infierno y la Gloria estan en esta vida,(¡¡que no hay otra!!). A mi me encanta que estos Cristianos falsos y malos tengan fe, se sienten en pecado y sufren,(estan en el infierno de mi religión. FALSOS.

Anónimo dijo...

Efectivamente, la iglesia levanta pasiones..a un violador, a un asesino,¿le rebajan la pena por ser creyente?..no, la iglesia, no sé si habrá hecho cosas buenas,( sí, hay hombres y mujeres dentro de ella que valen y mucho,)pero por el mal que ha hecho, violar niños, matar en su nombre, hacernos crecer con miedo a todo, el cuerpo, el pensamiento..sólo por eso, no debería existir..

Anónimo dijo...

Zeitgeist, éste es el vídeo al que se refieren más arriba.

Anónimo dijo...

Es Zeitgeist, zeit es tiempo en alemán. Información acerca del término en:
http://es.m.wikipedia.org/wiki/Zeitgeist
La película, en youtube.

Anónimo dijo...

Recomiendo la obra de "ficción" de Michel Benoît “El apóstol número 13"

luis crespo dijo...

A mí sí que me ha "alagado" leer este comentario.

Amilcar Barca dijo...

Qué comentario?

Anónimo dijo...

Perdone, pero de enamorado de la humanidad nada...
Somos esclavos de una mentira creada para dar esperanzas a los incultos, y que ha crecido y crecido aprovechándose de los pobres.

Anónimo dijo...

Y creer en Dios no va unido a creer en la Iglesia. Quien quiera creer genial... Si yo creo en mi misma no voy a crear una Institución para hacerme la Mesías del pueblo

Fca Elena Torrecillas dijo...

He ido a un colegio de monjas, quede marcada por la parábola de los talentos que no dejaban de leernos de pequeñas y desde entonces ya no puedo parar ni disfrutar de la vida....
Aún así, la esencia del amor por los demás y la naturaleza ha quedado marcada en mi interior, no gracias a la iglesia, que vive en su castillo con murallas tan altas q no dejan ver ni lo q hay fuera ni lo que hay dentro... La cola tan grande que soporté cuando visité el Vaticano no fue correspondida al pensar en la miseria que nos rodea y en la enfermedad de pasividad que crece en nuestro interior.
Sé a ciencia cierta que esto no tiene solución ni con Francisco, pero duele y mucho, tanto como ser española y no poder estar orgullosa de ello.
Saludos y feliz Navidad de una admiradora tanto o más de tu nobleza como persona que de tu pluma...sigue así.

Amilcar Barca dijo...

Fca Elena Torrecillas, con todo el cariño y con el corazón en la mano. Pienso que te quedas en la superficie. Si con un poquito de paciencia y quizás la orientación idónea profundizaras tras los muros de esa Institución que tan cerrada te parece, a lo mejor descubrirías un inmenso mundo tanto desde el punto de vista intelectual como espiritual. No en balde es de las Instituciones más longevas que existen, y de las que cuenta con más número de seguidorers. ( Sólo hay dos). Con sus defectos claro está, no hay nada perfecto en éste mundo. Y las Instituciones pueden ser muy loables pero están dirigidas por hombres, ningún ser en éste mundo más corruptible. No hay más que echar un vistazo somero a nuestro querido país
Un afectuoso saludo y Feliz Navidad.
.
.

Amilcar Barca dijo...

Pd. En comentarios anteriores mi pseudónimo era jgdecar.

Amilcar Barca dijo...

Sr. Anónimo, no sabe cuánto siento que me considere un esclavo y un ignorante simplemente por ejercer uno de los más básicos derechos que me otorga la Constitución de éste país. Dentro de una de las dos Instituciones monoteístas con más seguidores del Planeta. No pongo en duda que tanto el Sr. Reverte como ud, sean más inteligentes que yo. Sólo rogaría un poco de respeto. Ni soy esclavo de nadie, y menos bobo.
Un cordial saludo.

Amilcar Barca dijo...

Es más, me atrevería a solicitar al Sr. Reverte que pidiera disculpas, no a mí, que es lo de menos sino a los millones der personas a los que tan alegremente menosprecia por no decir desprecia. Y ello por una simple cuestión de resentimiento personal. ¿Habrá insulto más arbitrario, poco democrático, por no usar un calificativo más fuerte?. No seré yo el que deje de leerle pues hace años que lo leo con asiduidad, pero si pretende que lea su libro para ilustrarme en este caso le diré que no. Y no lo haré por ser parcial y poco objetivo. Hasta ahora que yo sepa y sólo en ciertas ocasiones el único que es infalible es el Santo Padre cuando habla "Ex Cátedra", y aun esto concedo que es discutible.
Lo que más siento no es que no pedirá disculpas, sino que ni siquiera leerá esto. No digo ya, manifestarse en algún sentido.
Sin más, expresarle mi admiración y gratitud por tantos buenos ratos empleados en la lectura de sus artículos y libros.